15 octubre 2016

Un fraude más perverso que el plagio



    Yes, 'n' how many times can a man turn his head, 
    Pretending he just doesn't see?
    The answer, my friend, is blowin' in the wind.
    Bob Dylan


    Hay una forma de fraude académico tan perverso o más que el plagio, pero que sin embargo por su aparente inocuidad pasa desapercibido y somos más benevolentes con él.
    Me refiero a la ocultación de citas y de referencias, a hacer invisibles investigaciones y a investigadores, a los autores de las publicaciones que dan a conocer sus trabajos.
    Las más de las veces no están sólo implicados autores de papers cuyo tema principal es el estado de arte de una cuestión, que paradójicamente tiene como función y como fin investigar qué hay sobre un tema, y si no incluyen alguno, sobre todo si es de relevancia, no solo constituye un fraude sino que anularía en buena lógica toda la investigación, sino que además están implicados revisores que dan por bueno el trabajo y el editor que organiza la edición.

    Miguel Zapata Ros