27 enero 2017

Self-report studies

Con motivo de la publicación del número especial de RED dedicado al pensamiento computacional, alguno de los coeditores nos advirtió de la posibilidad de que algún artículo se acogiese a la modalidad de self-report study[1]. Hasta entonces esa posibilidad no se nos había ocurrido y desde luego, revisando los artículos publicados, vimos que nunca se había planteado una indagación de este tipo, al menos como contenido principal de un artículo o de la investigación que difundía.

A partir de esa observación me dediqué, como editor a examinar qué sucedía en revistas semejantes a la nuestra y observé que en un número no alarmante pero si notable de casos se podían encontrar publicaciones que, sin hacer un gran esfuerzo de análisis, se podían calificar de esta forma.

Con ese motivo incluimos entre las normas de edición para los autores y revisores, edición del 25 de Abril de 2015, la prescripción de que RED no publicase artículos que utilizasen la modalidad de self-report studies como opción principal para validar una propuesta o una hipótesis [2]. Si bien aceptábamos que pudiese utilizarse como segundo método para apoyar, matizar o tringular un primer método de investigación.

Creo que somos la primera y única revista que incluye esa norma, al menos de las publicaciones científicas de ciencias sociales y en español. Si hay alguien que conoce otro caso sería bueno que lo aportase en un comentario y así lo agradeceríamos y reconoceríamos.

Igualmente hay que decir que fuimos criticados por ello, por descartar este tipo de estudios basados en encuestas de satisfacción u otras como indicadores de calidad educativa o de eficiencia en el aprendizaje. No solo desde fuera sino incluso por parte de autores y revisores vinculados a nuestra revista.

Recientemente Raidell Avelló, editor adjunto de RED, ha encontrado que Elsevier incluye este criterio, en términos casi exactos al que utilizamos sin saberlo, en las guías para autores y, suponemos que coherentemente, lo recomienda como un criterio para la revisión de artículos y trabajos.

Así dice:
Cross-sectional, self-report studies conducted among college students can make important contributions to the literature. However, such studies are also relatively easy to conduct and have some important limitations. Although single-study papers that use these methods will be considered at JRP, we have somewhat higher expectations regarding the size and the novelty of the contribution that such studies can make. Papers that rely solely on cross-sectional designs and self-report questionnaire methods among convenience samples are often rejected without review.

Donde, sin descartar que los estudios transversales, de auto-reporte realizados entre estudiantes universitarios pueden hacer contribuciones importantes a la investigación y a la evaluación formativa de los programas de formación, sin embargo reconoce que estos estudios son también relativamente fáciles de llevar a cabo, de manipular y tienen algunas limitaciones importantes. Aunque los trabajos de un solo estudio que usan estos métodos son tenidos en cuenta en el trabajo Journal of Research in Personality (JRP), creen que los trabajos de investigación son algo más que esto y que las aportaciones que los SRS pueden hacer y las expectativas sobre su carácter de prueba. Por tanto recomiendan que los trabajos que se basan únicamente en diseños transversales y métodos de cuestionarios de autoinforme sean rechazados sin revisión.

En la página Guide for Authors podemos encontrar el JRP 


Notas.-

[1] Según Whitley y Kite (2013) un self-report study (estudio de autoinforme) es un tipo de encuesta, cuestionario o escrutinio en el que los encuestados leen la pregunta y seleccionan una respuesta por sí mismos, sin interferencia del investigador. Un self-report (autoinforme) es cualquier método que implica preguntar a un participante acerca de sus sentimientos, actitudes, creencias o cualquier otro rasgo ofacultad de sus valores o de su personalidad. Ejemplos de auto-informes son cuestionarios y entrevistas; Los autoinformes suelen usarse como una forma de obtener respuestas de los participantes en estudios o experimentos observacionales.

[2] Dice textualmente "En los casos de artículos que incluyan una o más investigaciones  solo se admite el método conocido como self-report study[2] como método auxiliar, en ningún caso para probar la tesis principal del estudio".

Referencias.-
Whitley, B.E. and  Kite, M.E. (2013). Principles of Research in Behavioral Science, Routledge Third Edition